ESPECIAL

Capturando belleza

Hace unos años, paseando por el corazón de los Pirineos, un viejo conocido me dijo que el deporte es bello. La esencia del mismo, su naturaleza, forma parte de algo precioso que, si alguien consigue transmitir de manera adecuada, tiene a su alcance relatos inspiradores, historias conmovedoras que van mucho más lejos de una simple victoria o derrota. Aquello me resultaba paradójico, pues estaba compartiendo conmigo esta reflexión mientras observábamos paisajes maravillosos, lugares que, con tan solo un abrir y cerrar de ojos, me hacían sentir pleno. Aquel instante me sirvió para darme cuenta de que en el deporte esta sensación también se puede hacer realidad. Y Alberto Nevado, nuestro protagonista en The Goal Point, dedica su vida a ello.

Con la mayoría de edad profesional cumplida, Alberto nos responde desde Estambul. Entre artilugios y cámaras está cubriendo el Eurobasket 2017 de baloncesto, otro gran evento que sumar a su dilatada trayectoria (Copas del Rey, Supercopas, varios de los últimos Eurobasket, preolímpicos, etc.). Aficionado al fútbol y encargado de cubrir secciones de hípica y golf, comenzó a engancharse al baloncesto gracias a los tiempos de Fernando Martín en la NBA y a dos buenos amigos de clase, un clásico de las canchas como Nacho Castellanos y otro de los micrófonos, César Nanclares.

Los inicios de su relación profesional con la canasta estuvieron ligados a Gigantes, una referencia en el mundo del baloncesto hasta hoy en día, momento en el que sigue conectado de una manera muy especial a la revista. Son vidas paralelas, pues la trayectoria profesional baloncestística de Alberto no se puede entender sin Gigantes, al igual que multitud de contenidos de la publicación (antes semanal) mensual no son nada sin la aportación del fotógrafo. Esto se hace patente cuando Alberto Nevado nos habla sobre dicha unión, instante en el que su voz cambia y el cariño se adueña de cada una de sus palabras. “Una imagen vale más que mil palabras”, nos recuerda. Es consciente de la importancia de las imágenes en el mundo actual.

Despedida de Navarro, Eurobasket 2017 / Alberto Nevado
Despedida de Navarro, Eurobasket 2017 / Alberto Nevado

En pocas profesiones la suerte tiene un porcentaje tan alto de influencia. Alberto nos cuenta que, en torneos nacionales, es más sencillo captar buenas instantáneas, fotografías que transmitan y tengan un lenguaje propio, debido a que tienen acceso a un mayor número de lugares dentro de los estadios. Pero en FIBA su trabajo se complica inmensamente.  Los fotógrafos se multiplican, algunos de sus compañeros (dependiendo el medio del que provengan) tienen ventajas y las zonas por las que se pueden mover están excesivamente limitadas. “Debemos escoger una posición y tener suerte, no nos podemos mover de ahí con el encuentro en juego”, reconoce. Esto supone el aumento del azar en un amplio porcentaje, ya que dependiendo de la posición en la que decida ponerse, la calidad transmisiva de una imagen varía por completo.

Todas estas dificultades se unen a la tecnología: las cámaras actuales realizan cientos de fotos por minuto, al contrario que en sus inicios, en los que el fotógrafo hacía dos o tres capturas que utilizaría el día posterior en el medio de comunicación en el que trabajaba. Esta novedad ha revolucionado la profesión, una en la que destacar se convierte en una hazaña de gran dificultad. En 2017, todos los movimientos son guardados por una cámara, cada pestañeo, cada cambio de mano, cada acción colectiva. La consecuencia es evidente, una vez elegido el lugar en el que hacer la foto, hay que diferenciarse del resto si es posible. Y Alberto lo lleva intentando desde sus inicios. “En ocasiones debes ir a por la típica imagen de una entrada o tiro vertical, es lo que te pide tu medio. Yo alguna vez intentaba colar alguna diferente a Paco Torres (ex director de Gigantes) y me decía ‘a mí estas fotos no me las traigas’, hasta que poco a poco fue aceptándolas. Ahora esto es tendencia, si echas un ojo a las galerías de la FIBA te darás cuenta, el estilo ha cambiado totalmente, ahora son imágenes mucho más impactantes”.

Laia Palau / FIBA
Laia Palau / FIBA

El nombre de Alberto Nevado, en este último verano, ha resonado en multitud de lugares del mundo. La FIBA organizó un campeonato de fotografía relacionado con el mundo del baloncesto, en el que miles de participantes, tanto aficionados como profesionales, enviaron imágenes realizadas por ellos mismos. El español recordó a un joven chico que conoció en Dakar en 2013, año en el que tuvo el privilegio de ser invitado junto a Ricky Rubio y Jorge  Garbajosa a visitar el proyecto “Casa España” de la FEB en Senegal. Una vez en el continente africano, acudió el barrio de Hann Bel-Air, colindante con el Atlántico. Allí la pobreza hacía acto de presencia en cada esquina, al igual que la ilusión se adueñaba de los niños en el proyecto de la FEB. En aquel lugar, durante un descanso, Alberto coincidió con el pequeño senegalés, el cual había decidido volver a clase junto a su gran amor para reflexionar. Y no se lo pensó, era su fotografía. Antes de terminar, el español confiesa ante el micrófono de The Goal Point con voz esperanzadora, “aquel chaval tenía unos 14 años cuando le hice la foto, si se ha marchado del colegio va a ser complicado dar con él. Pero me pondré en contacto con la FEB para intentar encontrarle y poder compartir con él este momento”.

Alberto transmite serenidad y crea un ambiente perfecto para la charla, pero esta se encuentra casi en su punto final, momento en el que desemboca en el tema de los derechos de imagen. Un vox populi en los tiempos de las redes sociales. “Si publicas una imagen en una red social abierta, olvídate de cobrar”, sentencia. De esto era consciente cuando su imagen de Soraya Sáenz de Santamaría y Pau Gasol, tras ser modificada, corrió por Twitter como la pólvora. Un hecho que recuerda con humor.

Soraya Sáenz y Pau Gasol / Alberto Nevado
Soraya Sáenz y Pau Gasol / Alberto Nevado

Sabe que son tiempos de cambio, pero todo es cuestión de adaptarse y encontrar el camino adecuado. Aquel que ha llevado a Alberto por diferentes países, le ha permitido conocer multitud de culturas y le está regalando momentos que él mismo se encarga de capturar. Una profesión maravillosa que, de la mano del deporte, se alimentan mutuamente para evolucionar y agrandar su belleza. Aquella que, en un abrir y cerrar de ojos, somos capaces de visualizar.

Ficha del protagonista:

Web: http://www.albertonevado.com/

Instagram: alberto_nevado_p

Twitter: @ANevadoP

*Contenido gratuito.

 

 

 

0 comments on “Capturando belleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: